¿Alguien quiere un relato romántico?

¡Aloha soñadores! Esta semana me he quitado la pereza de encima y me he puesto a corregir algunos relatos y por fin, puedo decir que todos los relatos cortos de el cuaderno están listos para ser leídos.

¿Os cuento los cambios?

El amor en tres segundos: un relato que nació como una colaboración ha terminando resultando ser una de las historias con las que más me he divertido. He jugado un poquito más con ella y la verdad es que amo a sus protagonistas (tomo nota de ellos para futuras historias). Si hoy os sentís un pelín románticos, esta historia es un dulce caramelo romántico que no empalaga.

Cascabel: mi amor por los gatos es públicamente conocido. Así que os podéis imaginar qué representa esta historia que entrelaza un protagonista gatuno con el amor. Si bien en esta ocasión el romance no va de gatos (no descarto la idea de crear una historia con gatos), el felino ocupa todo el protagonismo (es el rey de su casa). Para mí, Cascabel es una historia muy importante a nivel personal con la que no puedo ser objetiva (¡gafes del oficio!).

Y una vez aclaradas las novedades, recordad que tengo una lista de relatos cortos por aquí que están esperando recibir mucho amor (todos completamente renovados).

La curiosidad no mata: una relato que ha renacido con alguna escena más súbdita de tono. Dos protagonistas libres, sin prejuicios y con mucha química.

Encuentros futuros: el relato más nostálgico del cuaderno. Nos habla de un amor pasado y de un presente nuevo.

Aroma: algo tan cotidiano como una cafetería puede ser el detonante para el amor. Un dulce inicio de algo que puede ir más allá de la amistad.

Estos días también he estado cambiando cosas por aquí y por allá de el blog y las redes sociales. Si no me sigues deberías pasarte por twitter porque publico mis locuras por allí, darle a me gusta a la página de Facebook para animar a esta ovejita y no perderte ninguna publicación en Google+.

Sigo meditando qué historia publicar o mejor dicho, qué me apetece publicar primero. Me gustaría retomar una historia de las que tengo pendientes (dudo entre dos) así que el próximo miércoles ya podréis leerme de nuevo.

Ahora sí, me despido. Os dejo con la promesa que reapareceré el domingo. Os hablaré de Tokyo: de todo lo que visité, sentí y disfruté (¡qué emoción!). A partir de ahora me gustaría volver a las rutinas de siempre y retomar los miércoles para los relatos románticos y los domingos para recomendaciones varias (anime, manga, doramas, videojuegos y lo que se me ocurra >_<).

¡Besos dulces para todos!

Tags

Acerca de: Clover

¡Bienvenida a mi mundo plagado de soñadoras! Llámame CLOVER, soy la autora de este cuaderno, una ovejita más del rebaño, #cloveradicta, escribo historias románticas sin parar, atípica por convicción y amante de la libertad por fanatismo. ¿Te unes al rebaño de las que soñamos despiertas? (¡Desde este lado el mundo es un poquito más bonito!).

0 thoughts on “¿Alguien quiere un relato romántico?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CLOVER, la oveja más romántica te saluda

¿Cansada de buscar doramas románticos? ¿Buscas una mangaka shojo en concreto? ¿Te interesa un buen videojuego y no sabes por dónde empezar? La oveja Clover te lo pone fácil.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies