La tarta de Navidad: capítulo 3 – Juntos

¡Buenos días! ¿Cómo estáis? Espero que preparados para dejar este año y empezar el nuevo con energías renovadas, deseos, esperanzas y muchas ganas para hacer mil cosas. Por mi parte voy a terminar el año en El cuaderno de Clover de la mejor manera posible, con el último capítulo del especial de navidad La tarta de navidad. Muchas gracias a todos los que este año me habéis leído y espero que en el próximo podamos ser muchos más. Os deseo un feliz año y nos leemos ya en el nuevo 2015, besos.


LA TARTA DE NAVIDAD

ÍNDICE


Capítulo- 3: Juntos.

Nala se encontraba abriendo el horno cuando un suave y delicado aroma a bizcocho de chocolate inundó la cocina rápidamente.

—Perfecto — murmuró en un susurro bajo. Ese sería el primer año que prepararía el postre de Navidad ella misma. Se le había acudido un día navegando por internet viendo algunos videos de recetas sencillas.

Como la cena se encontraba ya lista, Nala se quitó su delantal y se desató su moño flojo.

—¡Mama! —la llamó un precioso niño de cabello rubio y ojos verdes entrando a la cocina.

—Tsch…debes esperar hasta la cena —lo reprendió Nala para que no tocara la tarta. Lo abrazó y le ofreció un sonoro beso en la mejilla—.Acompáñame —entonces ella tomó el vino de la nevera y salió al comedor principal.

—La cena está lista —anunció a sus anfitriones y todos se dirigieron a la mesa principal.

—Feliz Navidad —se felicitaron brindando.

Esa cena de Navidad seria la misma de antaño con Raquel, Marta, Eric, Oscar, Javier y Pablo. Quizá no era la misma porque ahora también se encontraban con ellos sus parejas y en algún caso como el suyo, su hijo. Después de terminar la cena Nala se quedó sentada en el sofá exhausta porque se había pasado la mayor parte del día metida en la casa limpiando y preparando esa exquisita cena de Navidad.

—Cariño —la llamó un atractivo hombre rubio de ojos verdes tendiéndole la mano. Ella le sonrió entendiéndolo sin apenas hablar, de hecho, no necesitaban hablar desde hacía muchos años. Nala se levantó y se dejó llevar frente al piano y allí se sentó con el hombre —.Toquemos la misma que te escuché por primera vez —Nala le sonrió pues recordaba perfectamente esa melodía y ya hacía muchos años que no podía negarle nada.

Ambos colocaron sus manos encima del teclado de su piano y empezaron a tocar. Todos sus amigos se acercaron espontáneamente buscando el origen de ese angelical sonido, la misma dulce y cálida melodía que llenó la habitación de Marta, la misma que ahora inundaba años después el salón de su hogar. Al terminar su melodía sus amigos aplaudieron emocionados y Nala observó al hombre que se encontraba a su lado.

—Preciosa —le dijo sus ojos verdes y se besaron.

—Papá —los interrumpió una pequeña cabecita rubia que intentaba meterse en medio de su abrazo.

—Ven aquí —lo cogió su padre para que tocara unas notas—.Tienes que practicar mucho, ¿me escuchas? Así un día lograrás ser tan bueno como tu madre —ella se rió.

—¿No crees que es demasiado pequeño para saber lo que quiere?

—A veces solo necesitas ver una cosa una vez para saber que la quieres —le contestó su esposo—.Como ese día que me encontré con esa menuda mujer en frente del portal de mi casa.

—No me llames menuda, sabes que no me gusta —su hijo empezó a tocar el piano con mucha energía y sin ritmo—,Creo que no le gusta mucho el piano. Dame un beso de buenas noches antes que tu padre te lleve a dormir —el pequeño dejó de tocar a regañadientes y le brindó un sonoro beso a su madre.

—Buenas noches mamá —se despidió el niño agarrándose a su padre.

—¡Eric! —llamó Nala a su esposo.

—¿Si?

—Acuérdate de darle el osito amarillo que se encuentra en la estantería.

—Claro —le contestó con una sonrisa y le susurró al oído—.En un momento bajo, no te muevas —le guiñó un ojo y se perdió cargando a su hijo para acostarlo. En ese momento Marta que estaba embarazada de ocho meses se acercó a su amiga.

—Te dije que teníais mucho en común.

—En ese momento creí que estabas locas —las dos se rieron a carcajadas y Nala le frotó la barriga.

—Creo que tu pequeño podría tener una muy buena compañera de juegos pronto.

—¿Quién? —le preguntó ella extrañada, Nala le hizo una sonrisa de complicidad y se frotó un poco la barriga. Marta abrió mucho los ojos—.¿Una niña?

—Eric quería la parejita y sabes que no hay nada imposible para él.

—Claro que lo sé, el pobre tuvo que sufrir tanto para conseguirte.

—Tampoco tanto, una mujer deber hacerse valorar.

—¿Valorar? Entonces cuestas una fortuna.

—¿De qué habláis? —los interrumpió Eric regresando al lado de su esposa.

—De que a partir de ahora sufrirás mucho si la niña se parece a su madre—le contestó Marta.

—Lo sé, será tan preciosa como ella y no dejaré que ningún hombre se acerque —abrazó a Nala por la espalda —.Una menuda con el cabello rizado, rubio y de ojos azules, tan bonita y dulce como su madre —la besó de nuevo.

—Y no olvides su carácter y su genio—los tres rompieron en carcajadas y el resto de amigos entraron en el salón preguntándose el motivo de tantas risas, Eric se o aclaró rápidamente.

—Nala y yo vamos a ser padres por segunda vez, va a ser una niña —todos levantaron sus copas en señal de brindis y los felicitaron. Una Navidad perfecta, pensó Nala, tan perfecta como Eric, su esposo, el padre de su pequeño y futura hija. Toda una nueva familia por tan solo una tarta de Navidad.

FIN

¿Te has quedado con ganas de otro relato? Más romance por aquí.

Tags

Acerca de: Clover

Clover

Alma inquieta. Proyecto de creadora de mundos. Hada del país de la piruleta en mis tiempos libres. Analizo todas las series asiáticas que encuentro. Me gusta leer manga, jugar a MMORPG y aprender japonés.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Novedades

noticias shojo

SECCIONES

Síguenos en nuestras redes sociales

TOP recomendaciones

Mi novela romántica

la constelación perdida, literatura romantica, novela romántica, novela fantasía romántica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies