Conspiraciones ocultas: capítulo 5 – La cara oculta de la misma moneda

Buenos días, hoy publico otro trocito de la historia Conspiraciones ocultas, al final me he dado cuenta que terminaré el año con varias historias en progreso U_u’ pero eso solo me demuestra que en el nuevo año el cuaderno estará lleno de historias. La próxima semana os traeré la historia navideña, en realidad ya está casi lista pero os tendréis que esperar unos días. Ojalá os guste mucho, a mi me pareció muy divertida de escribir. Os mando muchos besos y abrazos en estos días tan especiales y mágicos. ¡Hasta el miércoles!


CONSPIRACIONES OCULTAS

[symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/accion-romantica/sinopsis-conspiraciones-ocultas/” title=”ÍNDICE ” target=”self” border_radius=””]ÍNDICE[/symple_button]


Capítulo- 5: La cara oculta de la misma moneda.

Hacía tan solo cinco minutos que Gea se había quedado solo en esa cafetería, primero terminaría de tomarse su refresco y después, ya tendría tiempo para analizar su breve encuentro. En realidad había poco para analizar, sus órdenes eran claras y directas, a partir de ahora oficialmente, dejaba de formar parte de los Sin Nombre. La solución no la pilló por sorpresa, era obvio que la apartarían nada más conocer la amenaza que Neeb representaba, pero Gea se había pasado tantos años trabajando para ellos que no creía poder hacer otra cosa. En realidad se había acostumbrado a estar sola, vivir con el mínimo impacto a los demás y aparatada del mundo, así era como ellos esperaban que viviese y ahora dudaba seriamente en poder volver a conectarse a la sociedad. Pagó su refresco a un joven camarero y se dispuso a volver a su hogar, ahora lo más importante sería conseguir un empleo para pagar todas sus facturas, perfecto, pensó, en tan solo una semana había sobrevivido a un secuestro y acababan de despedirla.

Neeb no se sorprendió cuando le informaron que ella ya no formaría parte de los Sin Nombre. Era consciente que la abandonarían como un perro cuando representara un problema, ellos siempre habían actuado así cuando alguien les suponía un problema, lo sustituían por otro. Eso era exactamente lo que le había ocurrido a él. Conocía demasiado bien a John, el jefe de Gea, ese cabrón había hecho lo imposible para robarle el puesto y al final, lo había conseguido de la forma más lamentable: culpándolo injustamente de un crimen para que terminaran expulsándolo. Al menos Gea aún conservaría su dignidad, aunque ella no lo supiera apartarse de esa basura era la mejor que podría haberle ocurrido en la vida. En cambio, a Neeb no le había quedaba otra opción que vivir como una rata de alcantarilla, escondido en algún rincón para buscar venganza. Llevaba varios meses sabiendo que los Sin Nombre lo estaban buscando, de hecho, John intentó buscarlo desde hacía años pero como Neeb no mostraba signos de vida, las aguas terminaron calmándose. Seguramente ese estúpido creía que Neeb se había rendido viviendo el resto de su patética vida en alguna esquina en silencio.

Pero lo que jamás se hubieran esperado, era lo que él estaba preparando en las sombras, una nueva organización mucho más fuerte para destruirlos. En realidad, la organización nació casi espontáneamente pues había tantas personas esparcidas por el mundo con un fuerte sentimiento de odio hacia los Sin Nombre, que no le costó en absoluto reclutarlos. La mayoría habían sido manipulados asquerosamente por ellos, arrancándoles sus vidas y familias, para terminar siendo desechados como un juguete usado. El punto de inflexión para Neeb fue cuando conoció a James, él había sido uno de los mejores espías de los Sin Nombre, era todo un cerebrito por así decirlo, capaz de piratear cualquier base de datos y romper cualquier barrera de seguridad. De hecho, él para aquel entonces era uno de los máximos responsables de la seguridad del sistema de los Sin Nombre, pero toda una vida al servicio de ellos pareció no ser suficiente.

Todo ocurrió cuando la esposa de James, Rose, falleció una mañana de enero, para él aquello no supuso una verdadera sorpresa pues llevaba varios años luchando intensamente contra un cáncer demasiado fuerte e insaciable. Finalmente, Rose terminó yéndose de la mejor manera posible, al lado de su amado esposo prometiéndole que lo esperaría donde quiera que fuera. Pero a James, el fallecimiento de su esposa supuso un duro golpe, por mucho que viera como poco a poco su preciosa mujer se apagaba siempre encontraba una excusa para luchar. Día tras día rezaba por algo más de tiempo para poder estar con ella, y pedía casi desesperadamente que alguien la curase. Así que para James, esa fría mañana de enero la notó mucho más fría y helada que el resto al verla allí tumbada en esa cama sin vida. No solo perdió a su esposa y toda esperanza, en ese momento empezó a perderse él mismo.

A partir de ese día no supo afrontar su muerte, día tras día se lamentaba por su vacío y apenas lograba conciliar el sueño, entonces empezó a beber más de la cuenta cuando él apenas había bebido nunca. Todo ello lo llevó a una tremenda depresión de la que no logró salir, por aquél entonces, su puesto de trabajo no le importó, claves, números, ordenadores, qué valor tendría todo si no había logrado proteger su ser más importante. Entonces la organización comprendió que le resultaba improductivo, si James no hacía bien su trabajo deberían sustituirlo, así le dieron una afectuosa patada y lo dejaron en la calle. Para ese entonces James bebía mucho más, se pasaba los días vagando por las calles con alguna botella de vino barato que alguien había tirado en la basura, o robaba de algún supermercado. Fue en una de esas noches cuando Neeb lo conoció, él volvía a su casa después de trabajar todo el día en una fábrica de metales cuando escuchó que alguien le gritaba completamente borracho. Neeb se giró y vio a un hombre con una tupida barba canosa que le cubría toda la mandíbula e iba ataviado con ropa sucia que no era para nada de su talla, seguramente la había encontrado por la calle. Esa noche Neeb le ofreció un bocadillo para comer aunque él protestó diciéndole que prefería vino, y finalmente empezó a comérselo. A partir de ese día le llevaba un bocadillo a James, cada noche a la salida de su turno. Él lo esperaba sentado en la acera y lo saludaba nada más verlo, así fue como poco a poco empezaron a conversar cada una de las noches a la salida de su trabajo. Neeb descubrió los problemas de James y como a veces, incluso parecía ausentarse y no reconocerle, como si estuviera viviendo en una fantasía. Así fue como un día se le escapó un nombre, los Sin Nombre, Neeb se sorprendió tanto que no supo qué significaría aquello. Cuando él empezó a contarle su historia no pudo creérselo, ese no era un vagabundo borracho y loco, sino un pobre hombre que habían arrojado a la locura. Esa noche se lo llevó a su propia casa y empezó a llevarlo a terapia.

A día de hoy aunque James seguía teniendo serios problemas y a veces le costaba mantenerse cuerdo, había logrado cierta estabilidad en su vida, se mantenía alejado de la bebida y aunque las secuelas de ello habían sido irreparables, Neeb lo aceptaba como era. Su psiquiatra le había dicho que todo ello constituían mecanismos de autodefensa y degeneraciones por el alcohol. Después del fallecimiento de su mujer, vivió tan profundamente triste que su cuerpo entró en una severa fase de depresión, de ella pasó a episodios autodestructivos y de allí a intentos de suicidio. Todo ello intentos en vano para lograr salir de su encierro, por eso Neeb entendía que debería ser su pilar, ofrecerle una pequeña salida y mostrarle que un nuevo comienzo sería posible. Neeb le habló de su situación y al instante James simpatizó con él, aún se maravillaba como ese hombre tremendamente herido lograba empatizar tanto con las personas. James le enseñó que no solo debería vengarse por uno mismo sino que debería hacer justicia por todos los James que se encontraban esparcidos por el mundo. Los Sin Nombre vivían al margen de la ley, oficialmente buscaban que terminasen esos vacíos légalos pero todo era un mero engaño. Con ellos lograban miles de adeptos al día que como Neeb, habían creído ilusamente que lograrían mejorar el mundo. Pero ahora conocía la oscura realidad, esa que se empeñaban tanto en tapar pero que los Daga Afilada lograrían sacar a la luz. Sin Nombre era la peor organización de todas y los que tenían más poder la usaban como mera tapadera para lograr sus propios propósitos. Siempre que la ley no les dejara lograr sus objetivos recurrirían a esa organización para alcanzarlos con impunidad y cada uno de sus trabajadores acataría sus normas sin protestar, sin descubrir nunca el verdadero monstruo que se escondía tras ellos, creyendo ciegamente que constituían a construir algo, cuando justamente lograban lo contrario. Un monstruo tan horrible y secreto que pronto sería cazado.

[symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/accion-romantica/conspiraciones-ocultas/conspiraciones-ocultas-capitulo-4/” title=”Capítulo anterior” target=”self” border_radius=””]Capítulo anterior[/symple_button] [symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/accion-romantica/sinopsis-conspiraciones-ocultas/” title=”ÍNDICE ” target=”self” border_radius=””]ÍNDICE[/symple_button][symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/accion-romantica/conspiraciones-ocultas/conspiraciones-ocultas-capitulo-6/” title=”Capítulo siguiente” target=”self” border_radius=””]Capítulo siguiente[/symple_button]

Tags

Acerca de: Clover

Clover

Alma inquieta. Proyecto de creadora de mundos. Hada del país de la piruleta en mis tiempos libres. Analizo todas las series asiáticas que encuentro. Me gusta leer manga, jugar a MMORPG y aprender japonés.

2 Comments

  1. R. Crespo 14/06/2015
  2. Clover Clover 14/06/2015

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Novedades

noticias shojo

SECCIONES

Síguenos en nuestras redes sociales

TOP recomendaciones

Mi novela romántica

la constelación perdida, literatura romantica, novela romántica, novela fantasía romántica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies