Conspiraciones ocultas: capítulo 3 – Aférrate a tu vida

Bienvenidos un día más a El cuaderno de Clover, hoy os traigo el tercer capítulo de Conspiraciones ocultas. Las intrigas y misterios entre Gea y Neeb poco a poco se van a ir desvelando (¡qué emocionantes todos los secretos que me quedan por contaros!). Espero que la semana haya empezado muy bien o que al menos este capítulo os ayude con ella (eso ya sería MARAVILLOSOS XDD). Recordad que en el apartado sinopsis encontraréis todo lo que publico. Si os gusta el cuaderno os animo a comentar, seguirme por twitter y Facebook, darle a retweet y todas esas pequeñas aportaciones que para mí representarían mucho. Gracias por leerme y nos vemos, cibernéticamente hablando, el próximo domingo con una nueva publicación sin falta.


CONSPIRACIONES OCULTAS

[symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/accion-romantica/sinopsis-conspiraciones-ocultas/” title=”ÍNDICE ” target=”self” border_radius=””]ÍNDICE[/symple_button]


Capítulo- 3:  Aférrate a tu vida.

Gea se encontraba aún dormida cuando alguien entró en su celda. Se despertó sobresaltada al escuchar la puerta metálica cerrarse en un sonoro portazo. Alguien encendió la luz y tiró de sus sábanas con fuerza dejándola completamente destapada. Como acto reflejo intentó cubrirse la cabeza y taparse un poco, estaba segura que le iban a dar una fuerte paliza.

—Levántate —le ordenó una voz masculina. Gea se puso en pie rápidamente y poco a poco notó como sus ojos se acostumbraron a la intensa luz.

Neeb se encontraba frente a ella con los brazos cruzados, llevaba sus habituales pantalones militares con una camiseta negra ajustada. Su media melena se encontraba mojada y Gea se preguntó si acabaría de salir de la ducha.

—Dime quién es tu jefe —le exigió con voz seca y cortante. Sus ojos ambarinos no dejaban de observarla sin inmutarse, intentó leerle su rostro pero no le decía absolutamente nada. Entonces Gea se colocó en su rostro su usual máscara y se mantuvo en silencio, jamás podría dar esa información—.No deberías mostrarte tan enfadada cuando tú quisiste matarme antes —le contestó con indiferencia.

—Yo sólo tenía que encontrarte —él se rió sarcásticamente, de hecho, ella estaba diciéndole la verdad. Sus órdenes eran claras, debería encontrar a Neeb. Por lo poco que había descubierto de él era un hombre que le estaba causando graves problemas a su organización, era escurridizo y en honor a la verdad, era muy bueno en lo que hacía.

—¿Qué crees que querían hacer conmigo cuando me atraparan? —Gea no era una estúpida, seguramente primero intentarían torturarlo para sonsacarle todo tipo de información y una vez terminaran con él, lo matarían. Su organización no podría arriesgarse a soltarlo de nuevo, no cuando él sólo casi termina destruyendo todo su sistema. Ella bajó un poco la mirada entendiendo lo que quería decirle. Técnicamente no podría reprocharle sus métodos cuando los suyos hubieran sido los mismos—.Debería matarte ahora mismo —sentenció él.

Ella levantó la cabeza desafiándolo, sabía que su camino sólo la llevaría a un puerto, la muerte. Se había pasado los días allí abajo mentalizándose, de hecho la organización de Gea se encargaba de ello. Desde el momento que había pasado a formar parte del cuerpo de espías sabía que en caso de interrogatorio debería morir antes de ofrecer ningún tipo de información. En realidad si quería o no morir ya no importaba, su organización la mataría en caso que revelara el más mínimo detalle, así eran sus leyes que ella voluntariamente había aceptado, tan blancas o negras como la vida y muerte. Así que ya ella se sentía completamente preparada para morir.

Él se acercó a ella y le colocó sus grandes manos atrapando su delgado cuello. Gea había perdido peso, normalmente era menuda y delgada pero con unos huesos fuertes y complexión atlética, pero ahora mismo era puro hueso débil sin voluntad para nada. Ella se quedó mirando sus ojos ambarinos sin miedo, si había llegado su hora al menos se llevaría esa última bonita visión con ella. Se concentró en ese par de ojos sin vida, dos ojos que parecían pura miel con miles de pequeños hilos dorados atravesando su colmena. Unos ojos realmente hermosos, tan bonitos como inexpresivos. A ella también llegó el olor refrescante de un champú mentolado, así que realmente acababa de ducharse. Él apretó un poco más y Gea notó como sus dedos presionaban su piel obstaculizándole la respiración. Se mantuvo impasible sin inmutarse y cerró los ojos para concentrarse mejor, despidiéndose del mundo.

—¿No sientes miedo? —le preguntó Neeb. Ella habría esperado rabia o alegría, pero parecía que a ese hombre la muerte le resultara absolutamente indiferente. Siguió en silencio esperando cuando notó para su sorpresa como él la soltaba. Ella abrió sus ojos marrones sorprendida.

—Ya debería estar muerta —le contestó ella con sinceridad.

—Deberías aferrarte más a tu vida —le dijo él apartándole un mechón que le tapaba el rostro. Ambos se quedaron en completo silencio mirándose como si fueran de dos especies distintas. Gea no entendía a Neeb en absoluto, podría haberla matado en ese momento, ¿por qué aún la mantenía con vida?

Pero entonces la puerta de su celda se abrió de un portazo asustándolos a ambos.

—Menuda suerte, creía que ya… No importa —dijo James apenas sin aliento, seguramente había ido corriendo cuando se había enterado que él había entrado en su celda. Neeb deseaba matarla porque suponía una amenaza para su vida y Gea sabía que en la situación inversa ella hubiera actuado igual, llevaban sus instintos de supervivencia al máximo.

—¿Te ha dicho lo que queríamos? —le preguntó James tocándole el hombro. Parecía como si intentase calmarlo y eso le pareció extraño a ella, de hecho él pudo haberla matado en cualquier momento pero no lo hizo, aunque James creía lo contrario. Neeb salió de la celda llevándose a su compañero con él.

—Claro —le mintió Neeb—.Es demasiado cobarde la pobre.

La puerta metálica se cerró dejándola completamente sola. Se preguntó porqué acababa de mentirle a James, ella no le había contado absolutamente nada ni él la había presionado. En realidad, a penas le hizo daño, parecía más bien como si intentase advertirla de algo. Él acababa de alentarla para que siguiera viviendo cuando Neeb mejor que nadie conocía cómo funcionaban sus mundos. No entendía nada, ¿a qué estaría jugando?

[symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/accion-romantica/conspiraciones-ocultas/conspiraciones-ocultas-capitulo-2/” title=”Capítulo anterior” target=”self” border_radius=””]Capítulo anterior[/symple_button] [symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/accion-romantica/sinopsis-conspiraciones-ocultas/” title=”ÍNDICE ” target=”self” border_radius=””]ÍNDICE[/symple_button][symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/accion-romantica/conspiraciones-ocultas/conspiraciones-ocultas-capitulo-4/” title=”Capítulo siguiente” target=”self” border_radius=””]Capítulo siguiente[/symple_button]

Tags

Acerca de: Clover

¡Bienvenida a mi mundo plagado de soñadoras! Llámame CLOVER, soy la autora de este cuaderno, una ovejita más del rebaño, #cloveradicta, escribo historias románticas sin parar, atípica por convicción y amante de la libertad por fanatismo. ¿Te unes al rebaño de las que soñamos despiertas? (¡Desde este lado el mundo es un poquito más bonito!).

One thought on “Conspiraciones ocultas: capítulo 3 – Aférrate a tu vida”

  1. R. Crespo dice:

    Me has dejado en estado de shock. ¿Cómo que ha mentido a James? ¿Con qué propósito? ¿Y por qué ha dejado con vida a Gea? Pensaba, incluso, que la asfixiaría un poco al menos >.<
    ¡Aunque me alegra que fuera solo una advertencia! Aunque sigo sintiéndome confusa… Vale, admito que me has enganchado a esta historia con solo tres capítulos leídos *O*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

CLOVER, la oveja más romántica te saluda

¿Cansada de buscar doramas románticos? ¿Buscas una mangaka shojo en concreto? ¿Te interesa un buen videojuego y no sabes por dónde empezar? La oveja Clover te lo pone fácil.




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies