Los 10 pasos de la limpieza facial coreana

diez pasos rutina facial coreana, tratamiento coreano, cosmética coreana

Si creías que limpiándote el rostro con un jabón neutro era suficiente, hoy vamos a descubrirte un mundo que quizá te parezca una locura. La cosmética coreana se ha hecho famosa en todo el mundo por sus conocidos 10 pasos en su rutina de limpieza facial. ¿Cómo? ¿Diez productos para limpiar el rostro? ¿No basta con uno? Son diez pasos que te ayudarán a limpiar, reequilibrar, luchar contra los problemas específicos de tu piel y evitar que tu rostro sufra por culpa de los factores externos.

¿Cuándo?

Una buena limpieza facial debe realizarse por la mañana (antes de maquillarte) y por la noche (especialmente si has estado todo el día maquillada). Obviamente debido al estilo de vida es lógico que por la mañana la limpieza sea más rápida aunque por la noche deberías tomarte unos minutos extras para profundizar en los cuidados y permitir que los productos puedan hacer efecto en tu piel.

¿Cómo empezar con la rutina?

Hazlo progresivamente y no pretendas incorporarla de golpe. Si empiezas a utilizar mil productos de la noche a la mañana solo lograrás reacciones desagradables para tu rostro (rojeces, acné, sarpullidos, etc.) y terminarás frustrándote. Antes de empezar con esta rutina es MUY importante que sepas qué tipo de piel tienes y qué tratamientos específicos deseas (próximamente os hablaremos sobre ello). Y para finalizar, cada piel es un mundo y nadie mejor que tú conoce la tuya. Utiliza esta guía como una orientación pero nunca como una obligación, modifícala según tus necesidades específicas y según la época del año (invierno o verano). 

Los 10 pasos de la limpieza facial coreana

Esta guía ha terminando siendo más larga de lo que esperaba. En un principio quería ofreceros unos tips muy rápidos para que supierais más acerca de la limpieza facial coreana pero ha terminando convirtiéndose en párrafos y párrafos de texto. Por eso, sintiéndolo mucho, dejaré para otra publicación los productos que yo utilizo y que me funcionan (si os interesa, claro). Hoy solo os explicaré en qué consisten los diez pasos y para qué sirven. Espero que os sirva.

1. Primera limpieza – con aceite. 

Esta primera limpieza  nos servirá para retirar todo el maquillaje y las impurezas más superficiales del rostro. Es muy importante eliminar toda la suciedad visible para que todos los productos que utilicemos con posterioridad puedan hacer su efecto. Recuerda que tan importante es encontrar el producto indicado para tu tipo de piel como saber aplicarlo correctamente.

Tip: utiliza un desmaquillante waterproof si tu maquillaje es resistente y ¡no frotes! Deja que el producto impregne tu rostro y retíralo con suavidad (tus pestañas te lo agradecerán).

2. Segunda limpieza – con base acuosa.

Esta segunda limpieza podríamos decir que es típicamente coreana. Uno pensaría que con el desmaquillante el rostro ya está limpio aunque para los coreanos no es así. En este paso utilizan un limpiados con base acuosa (no es jabón) que hidrata y ofrece una sensación muy refrescante. Estos limpiadores destacan especialmente por su textura gel, crema o loción y all entrar en contacto con la piel emulsionan y producen ese efecto limpiador.

Tip: en este paso si os gusta utilizar un masajeador facial podría ser una buena forma de utilizarlo a la vez que limpiáis el rostro.

3. Exfoliante.

Si los dos pasos anteriores son imprescindibles en nuestra rutina diaria, la exfoliación me atrevería a decir que jamás debería serlo. A no ser que tu piel sea muy resistente y utilices una exfoliación muy débil, no deberías exfoliarte cada día (y muchos menos dos veces al día). Deja la exfoliación para uno (o dos) veces a la semana.  La exfoliación sirve para eliminar impurezas con profundidad pero un exceso de ella podría provocar daños en la piel pues impide su regeneración. Puedes exfoliar tu rostro de dos formas: con un cepillo eléctrico o bien hacerlo con un producto con gránulos.

Tip: personalmente aprovecho el fin de semana para exfoliar el rostro en profundidad.

4. Tónico (sin alcohol).

Este cuarto paso es otro imprescindible. Es muy importante utilizar un tónico después de nuestra limpieza para equilibrar el PH de la piel. El tónico nos dejará la piel lista para seguir con nuestra rutina y que todos los productos posteriores nos hagan efecto. Sé que puede parecer una locura todos estos pasos pero si uno entiende cómo funciona la piel puedes darte cuenta del sentidos de esta rutina.

Tip: utiliza SIEMPRE un tónico sin alcohol. Olvídate de esos tónicos que escuecen (esos que todas hemos usado). El tónico debe producirte una sensación agradable, hidratante y fresca. Simplemente debes ponértelo a toquecitos y dejar que se funda en tu piel.

5. Esencia.

Empezamos con un paso controvertido y seguramente bastante novedoso para la mayoría. El tema de la limpieza, exfoliación y tónico es bastante universal pero cuando incorporamos la esencia, ¿de qué estamos hablando? La esencia es un producto con una textura ligera y una consistencia acuosa (bastante líquida) que se absorbe rápidamente. Digamos que es un producto ultrarrápido que penetra en nuestra piel profundamente.

Con la esencia lograrás mejorar progresivamente el aspecto de tu piel: luminosidad, hidratación y textura. Esto significa que podrás combatir mejor cualquier problema específico de tu piel.

Tip: personalmente creo que deberías elegir tu esencia según las necesidades de tu piel: que aporte hidratación, anti edad, combatir puntos negros o el acné, aporte luminosidad, calme tus rojeces, etc. Recuerda que llegados a este punto tu piel está completamente limpia y lista para absorber cualquier producto que le pongas así que debes elegir la esencia que mejor se adapte a tus necesidades si quieres que tu rutina facial tenga éxito.

6. Sérum.

El sérum es un producto muy concentrado (con una gotita basta). Su textura es algo más densa que la esencia y por tanto, tarda un poquito más en absorberse. Respecto a la esencia es más superficial (incide en la capa más superficial de la piel) pero su efecto es más duradero en el tiempo. La esencia y le serum se complementan porque su textura es completamente opuesta y trabajan en distintos niveles de la piel.

Tip: deberías elegir el serum según las necesidades de tu piel. ¿Qué deseas combatir o potenciar? Personalmente aconsejo elegir un sérum específicamente diseñado para una necesidad en concreto. Es un producto, junto a la esencia, que podéis ir modificando y adaptando según la época del año o vuestras necesidades.

7. Mascarilla.

Conocidas como “sheet mask” son esas mascarillas de tejido impregnadas de producto que nos colocamos en el rostro, manos o pies. Respecto a las mascarillas hay que hacer varias aclaraciones: en primer lugar la mascarilla es un producto que no deberíamos utilizar cada día sino que con una o dos veces a la semana es suficiente. En segundo lugar cabe destacar que es un sustituto del paso 5 y 6 (esencia y sérum). En este caso decidimos colocarnos una mascarilla con un tratamiento específico para paliar un efecto temporal (ejemplo: tengo el rostro hinchado y quiero descongestionarlo). La mascarilla impregnada de producto cumple la función de esencia y sérum porque al ser de tejido y dejarla en nuestro rostro varios minutos impide que el producto se evapore y obliga a que penetre en nuestra piel de una manera muy profunda (¿no os recuerda a la esencia?) pero a la vez, como está constantemente en contacto con el rostro, también se mantiene en la capa más superficial (¿no os recuerda al sérum?).

Tip: aprovecha el fin de semana o un día que tengas tiempo para darte un capricho. Existen muchísimas mascarillas coreanas interesantes y siempre probarlas es un motivo de diversión. Yo siempre tengo la necesidad de probar todas las que caen en mis manos. Y recuerda:

En verano: pon las mascarillas en la nevera, te ayudarán con la piel y el flujo de sangre.

En invierno: potencia las mascarillas hidratantes y calmantes para evitar piel seca, rojeces y grietas.

8. Contorno de ojos.

Seguro que has escuchado infinidad de veces que los ojos son el espejo del alma. Por eso, todas deseamos tener una mirada luminosa y limpia. Utiliza un contorno de ojos adecuado que te ayude a descongestionar, quitar la hinchazón, disimular ojeras o disimular arrugas. Algunos contornos son muy placenteros de aplicar.

Tip: aplícatelo a toquecitos y con mucha suavidad. La piel de las ojeras es sumamente sensible.

9. Crema hidratante.

Este es quizá el paso más conocido de todos. Una piel hidratada es una piel feliz (o algo así XD). Después de todo lo que nos hemos limpiado, tonificado y reequilibrado, ahora toca darle un plus de hidratación a nuestra piel. Este paso es  imprescindible para todos, aunque tengas la piel grasa.

Sleeping pack: es un sustituto coreano de la crema hidratante nocturna. Después de tu rutina facial nocturna te lo pones, te vas a dormir y al levantarte te enjuagas con agua para quitártelo. No te deja una sensación pesada ni acartonada, tiene una textura en gel muy liviana y por la mañana te deja el rostro maravilloso. Existe en formato crema o en spray. ¿Lo habéis probado?

10. Protector solar.

Especialmente importante en verano. Para los coreanos es casi una obsesión tener la piel clara, por eso el factor de protección solar es tan importante. Yo en invierno no utilizo ningún tipo de protector solar porque el maquillaje que utilizo al ser coreano ya lleva protección pero en verano, siempre utilizo protector solar porque mi piel es clara y tiende a quemarse fácilmente y a enrojecerse.

Tip: utiliza un protector solar adecuado no por estética sino por salud. Si tu piel es sensible al sol, recuerda usar un factor de protección alto. Por cierto, no te obsesiones con la piel blanca. Cada uno posee unas características únicas. Preocúpate de cuidar tu piel y trátala adecuadamente para que los agentes externos no la dañen pero nunca antepongas estereotípicos estéticos a la salud. ¡Hazme caso!

Y estos son los famosos 10 pasos de la rutina facial coreana. Si uno la lee y piensa que esto se debe hacer por la mañana y noche le da algo. Recuerda que hay productos que solo debes usar una vez a la semana y que, por ejemplo, un tónico o esencia tardas segundos en aplicarlos. En realidad cuando uno se adapta a la rutina es fácil aunque debo confesar que mi rutina por la mañana es algo más rápida que la nocturna.

¿Qué os han parecido los 10 pasos? ¿Los utilizáis? ¿Creéis que son demasiados? Recordad, para cualquier duda podéis dejarme un comentario o contactarme por las redes sociales.

 

Tags

Acerca de: Clover

Clover

Alma inquieta. Proyecto de creadora de mundos en www.yosoyalba.com Hada del país de la piruleta en mis tiempos libres. Analizo todas las series asiáticas que encuentro. Me gusta leer manga, jugar a MMORPG y aprender japonés.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Yo Soy Alba. com

yosoyalba, relatos románticos online de fantasía

Novedades

noticias shojo

SECCIONES

Síguenos en nuestras redes sociales

TOP recomendaciones

Mi novela romántica

la constelación perdida, literatura romantica, novela romántica, novela fantasía romántica