La fascinación de un hombre: capítulo 3 – Una manzana ardiente

¡Hola! Semana nueva y capítulo nuevo. Esta vez el tercer capítulo de la historia romántica La fascinación de un hombre, hoy tratará de un momento muy  pícaro entre la vida de estos dos protagonistas. Creo que en esa época lo mejor eran estos momentos secretos o al menos, son los que me imagino más interesantes. El domingo os traeré nueva publicación, hasta entonces aprovechad la semana y leed mucho. Besitos


LA FASCINACIÓN DE UN HOMBRE

[symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/historica-romantica/sinopsis-la-fascinacion-de-un-hombre/” title=”Índice” target=”self” border_radius=””]ÍNDICE[/symple_button]


Capítulo- 3: Una manzana ardiente.

—¡Atrápalo! —le gritaba una vocecita desde abajo mientras Sebastian alargaba su corto brazo para intentar robar uno de los dulces del árbol pero ese chiquillo tan menudo y bajito que no era capaz de alcanzarlo. Entonces recordó porqué se había subido a ese árbol y se estiró un poco más, si tan sólo pudiera acercarse un poquito le podría conseguir una. Casi la había alcanzado cuando todo se tambaleó y se sintió volar, cayéndose del manzano y golpeándose con fuerza contra el suelo.

— ¿Estás bien? —le preguntaron unos ojitos cargados de preocupación. Sebastian la miró y con una sonrisa le tendió una roja manzana.

—Toma —a la pequeña niña empezó a chillar y a gritar de alegría. Se acercó a él y le dio un beso en la mejilla.

—Gracias.

Sebastian se despertó súbitamente nervioso, llevaba toda la semana soñando cosas de su niñez junto a Juliet. A ese paso, terminaría obsesionado, debería solucionarlo cuanto antes. Conocía perfectamente el motivo, su inconsciente le insistía en que afrontara de una vez la realidad, debería recuperarla como fuera.

Juliet corría velozmente junto a Cleo a través del bosque, conocía demasiado bien las tierras para que supusiera un peligro y más, cuando era una excelente amazona. Esa mañana el día era nublado y el aire bastante fresco pero nada lograba apartarla de su habitual paseo. Desmontó de su yegua cerca de un pequeño río para que bebiese y ella aprovechó para refrescarse un poco. Se desabrochó unos botones del escote del vestido y empezó a echarse agua en la nuca, había sudado un poco. Un sonido a través del bosque la alertó y se giró buscando el origen. Algo se estaba moviendo entre las hojas, miró a su yegua que bebía a unos metros de ella y no apartó la vista del sonido, necesitaba montar cuanto antes e irse. Antes que pudiera emprender de nuevo el viaje escuchó el rechinar de un caballo y Juliet se montó de un salto en Cleopatra y a punto estuvo de espolear a su yegua cuando una voz la llamó.

—¡Juliet! —era Sebastian montado en su semental negro.

—Buenos días. ¿Qué le trae por estas tierras?

—Necesitaba un poco de ejercicio —le dijo desmontando.

—Se aleja bastante de su hogar para ejercitar.

—En realidad esperaba salir a montar con usted, deseaba invitarla la noche del baile —la referencia al baile la puso nerviosa. Aún sentía su beso demasiado reciente—.Pero no tuve oportunidad. He escuchado que es una gran amazona.

—Salgo prácticamente cada mañana —Sebastian acercó su semental para que bebiese e intentó alejarlo de Cleo para que no la pusiera nerviosa. — ¿Cómo se llama?

—Relámpago.

—Bonito nombre.

—Gracias —le contestó él. Esta vez iba vestido menos formal y no llevaba ese estúpido pañuelo atado en cuello. Tampoco usaba chaqueta, sólo una fina camisa blanca con unos pantalones marrones de montar bajo sus botas. Le pareció que así estaba aún más atractivo, mucho más salvaje y rebelde, sin duda se encontraría en su propio elemento. Él también aprovechó para beber un poco y refrescarse, y mientras lo contemplaba, Juliet se percató que aún llevaba algunos botones de su vestido desabrochados. Muerta de vergüenza se giró disimuladamente y se los cerró, deseando que no se hubiera fijado.

Sebastian necesitó ir al río y refrescarse con el agua helada. En realidad era una mañana fría así que no sentía absolutamente nada de calor y más, cuando había salido sin chaqueta. Pero al verla allí, en medio del bosque se había excitado. Estaba preciosa con un sencillo vestido verde oscuro y su melena suelta. Lo que terminó de excitarlo fue darse cuenta que no usaba corpiña bajo esa fina tela y además, se había desabrochado los primeros botones del escote. Pudo ver a través de ellos su blanca clavícula y no logró ya apartar la vista de esa parte imaginándose como sería introducir su mano a través de él. En ese momento se encontraban en medio de la nada, cubiertos por toda esa vegetación salvaje, por eso había acudido al río con tanta prisa y se refrescaba con un agua condenadamente helada.

— ¿A usted también le gusta montar? —le preguntó ella, claro que sí, pensó, le encantaría montar en este preciso momento.

—Soy bastante especial con los caballos —por el aspecto de Relámpago, Juliet entendió el significado de especial. No todos los caballos lograrían estar a su altura, Relámpago parecía una copia de su amo: fuerte, potente y vigoroso. Alguien seguro de sí mismo, con orgullo y sin necesidad de arrodillarse ante nadie.

—Debería irme o preocuparé a mi padre.

—Déjeme acompañarla.

Ambos montaron en sus caballos y empezaron a cabalgar a toda velocidad a través del bosque, Juliet y Cleo necesitaron de todos sus sentidos para evitar que Sebastian y Relámpago las ganaran. Si bien su caballo era más rápido y potente Cleo era más astuta y conocía el bosque.

—Me rindo —le dijo él.

—No debería hacerlo —Sebastian se rió y se le iluminaron los ojos, se notaba que se encontraba de un humor excelente.

—Soy mucho más perseverante con usted.

—No debería serlo.

—La conozco Juliet, mejor de lo que se cree.

—Usted recuerda a una niña.

—Tiene razón, claramente ha cambiado para mejor.

—No debería decir esas cosas si no está completamente seguro —lo desafió ella.

—Entonces muéstreme qué tipo de mujer es.

—El día que lo descubra deseará no haberlo hecho.

Ella espoleó a Cleo y se perdió por el camino hacia su hogar. Estaba asustada, en realidad se asustó por lo que empezó a sentir en su corazón. Una cosa es que le robase un beso en medio de un baile pero otra, que quisiera conocerla mejor. Ya no eran unos niños, atrás habían quedado esos tiernos momentos. Ahora ambos eran adultos y ella aún estaba soltera. En estas circunstancia no podrían conocerse jamás se dijo, Sebastian no estaba hecho para el matrimonio.

Sebastian la observó mientras se dirigía a su casa y se preguntó si realmente estaba preparado para casarse. Sin duda Juliet era su mejor opción pero quizá, el matrimonio se le quedaba algo grande. Aún era joven, de hecho para un hombre de su edad no había aún prisa para el matrimonio. El problema residía en que Juliet ya debería empezar a encontrar un marido o terminaría soltera. Espoleó a Relámpago saliendo de sus tierras, sólo tenía clara una cosa, si Juliet al final se casaba con alguien, debería hacerlo con él.

[symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/historica-romantica/la-fascinacion-de-un-hombre/la-fascinacion-de-un-hombre-capitulo-2/” title=”Capítulo anterior” target=”self” border_radius=””]Capítulo anterior[/symple_button] [symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/contemporanea-romantica/sinopsis-la-pelota-esta-en-tu-tejado/” title=”ÍNDICE ” target=”self” border_radius=””]ÍNDICE[/symple_button][symple_button color=”rosy” url=”https://elcuadernodeclover.com/historica-romantica/la-fascinacion-de-un-hombre/la-fascinacion-de-un-hombre-capitulo-4/” title=”Capítulo siguiente” target=”self” border_radius=””]Capítulo siguiente[/symple_button]

Tags

Acerca de: Clover

Alma inquieta. Proyecto de creadora de mundos. Hada del país de la piruleta en mis tiempos libres. Analizo todas las series asiáticas que encuentro. Me gusta leer manga, jugar a MMORPG y aprender japonés.

0 thoughts on “La fascinación de un hombre: capítulo 3 – Una manzana ardiente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ohayou – おはよう

TU PORTAL ASIÁTICO ROMÁNTICO

¿Cansada de doramas románticos aburridos? ¿Buscas una mangaka shojo en concreto? ¿Te apetece ver una película asiática romántica interesante? ¿Te interesa un buen MMORPG? ¡Estás en el portal perfecto!

Síguenos por Twitter




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies