¿Sabes gestionar tu blog?

¡Bienvenidos al peligroso territorio de las ovejas!

ardilla glotonaLos domingos me los tomo un poco para reflexionar, para pensar qué quiero escribir, cómo lo estoy haciendo y analizar los cambios que debería empezar a introducir en el cuaderno. Pero no solo pienso en el pasado y futuro de la web, también pienso en su presente (algo que a veces, dado el ritmo frenético de nuestras vidas, no le damos mucha importancia). Tan importante es de dónde viene tu proyecto como hacia dónde va, y de un punto al otro, el camino que debe recorrer. Y de ese camino es de lo que os quiero hablar hoy, de la gestión de tu proyecto (ya sea un blog, un negocio o una carrera universitaria).

¿GESTIÓN?

¡Consejos muy sencillos! Si los cumplo yo que soy muy torpe, tú también puedes.

♥ AVISO: Son consejos extraídos de mi propia experiencia. Creo que pueden tomarse como los rieles de un tren (aunque el tren lo debes poner tú :D).

Lo primero y esencial antes de seguir leyendo es aclarar la mente. La cabecita, os digo por experiencia que nos puede jugar muy malas pasadas. Es caprichosa, egoísta, y generalmente va por libre y se rige por sus propios impulsos. Así que tómatelo con calma, quizá este proceso dure más de lo esperado pero es el pilar de los pilares ¡hay que tomárselo en serio! Esto significa que te comprometas, nada de buscar excusas, ponerte trabas o dejarlo para «otro día» (aceptémoslo, si piensas eso es porque ese día nunca va a llegar). Si tú no te tomas en serio, nadie más lo hará, ¿entendido?

«Tómate en serio a ti mismo y a tu proyecto»

Desarrollar tu proyecto no siempre será idílico, ni te apetecerá hacerlo ni será en las mejores condiciones (muy poca gente disfruta de semejante privilegio). La realidad es que tendrás que sacar horas de debajo de las piedras, dormir menos (por eso yo soy oveja trasnochadora XD) o reducir el tiempo de tus otros hobbies. Pero recuerda que vale la pena porque en sí mismo tu proyecto te reporta felicidad.

Generalmente el trabajo diario será más mecánico y menos agradable de lo que te gustaría. Rutinas, hábitos, monotonía… Todo ello se encuentra intrínseco en la gestión de tu proyecto aunque solo de ti depende darle la vuelta a la tortilla y que no sea aburrido. En tu mente está que «parezca» menos pesado. Con pequeños alicientes puedes motivarte y hacer que lo rutinario se transforme en algo más divertido y ameno. Creo que aquí la clave es la templaza, no hay que pasarse de efusivos y sentimentales pero hay que experimentar algún tipo de conexión emocional con lo que hacemos (si no encuentras este equilibrio difícilmente podrás racionalizar tu proyecto).

Si te gusta, amas tu «qué» (proyecto, estudio o trabajo), querrás gestionarlo. Yo no podría invertir el tiempo que invierto escribiendo en el cuaderno si para mí fuera un sacrificio. Debe aportarte más de lo que te quita (intenta hacer un cálculo matemático de pros y contras). Y debe dártelo desinteresadamente, sin necesidad de factores externos (solo la mera existencia de tu proyecto te basta).

PARA LA GESTIÓN DEBERÍAS TENER EN CUENTA…

Los tiempos; es vital saber jugar con ellos.

reloj bonito

  1. Prioriza: establece bloques de prioridades. Cosas necesarias/obligatorias, otras opcionales y otras de las que puedes prescindir. Si no lo haces así te harás un lío y ese lío se verá plasmado en tu blog. No poseemos todas las horas que querríamos para hacerlo todo así que hay que establecer un buen equilibrio y saber jugar con el tiempo del que disponemos. Tu proyecto tiene que ser el mejor por el tiempo que posees, no ser el mejor del mundo mundial.
  2. Sintentiza: el tiempo es oro. No podemos permitirnos el lujo de estar 24 horas para hacer algo. Traza un plan de eficiencia. (Por ejemplo: marcar dos días para hacer X actividad). Tampoco te obsesiones, si algo no te sale déjalo para otro momento o deja una versión «provisional» que puedas modificar en el futuro (hazte en una lista de cosas modificables). ¡Si te dijera la multitud de cosas que he estado cambiando del cuaderno!
  3. Maximiza el tiempo: es mejor trabjar poco tiempo (media hora/veinte minutos) bien concentrada que estar seis horas delante el ordenador distrayéndote cada dos por tres. Si te marcas pequeños objetivos con pequeños horarios todo será mejor. ¡Ojo! Esta tarea no es sencilla, para llegar a determinar los pequeños pasos necesitas tener tu gran objetivo claro. Empieza marcando tu objetivo a gran escala (Ej: crear un cómic digital) y una vez determinado, empieza a marcarte los pequeños objetivos intercalados. Normalmente los proyectos son multidisciplinares, eso significa que tocan muchos puntos y ramas distintas. En tal caso seguramente en un principio no sabrás de todo y el factor «aprendizaje y formación» también deberá verse reflejado en tu agenda/calendario. (Ej: crear un cómic digital quizá te obligue a aprender o practicar nuevas técnicas artísticas digitales que se alejarán un poco de las que normalmente usas, también te obligará a aprender sobre redes sociales o sobre plataformas para crear una página de ilustrador).
  4. Mi consejo es que no te obsesiones, no te estanques ni encierres. Si lo haces, corres el riesgo de caer en rutinas absurdas que no te beneficiarán en absoluto. Explora, aprende, cuestiona, sigue pensando cómo mejorar y cómo cambiar. Piensa en tu proyecto como si fuera un ser vivo, un animalillo cariñoso que necesita mimos a veces pero también como una bestia devoradora que puede comerte si te despistas (metafóricamente hablando ¡claro!).

¿CÓMO LO HAGO?

preguntaMi recomendación es que utilices una agenda. Te permite tener siempre presente los dos factores claves de la gestión: tiempo y tareas que te llevará a ser eficiente.

Actualmente existen gran variedad de agendas en el mercado, se han popularizado muchísimo y estoy segura que entre tanta oferta encontrarás la que se adapte más a ti (o incluso puedes creártela tu misma). Elegir una agenda creo que es algo muy personal (a pesar que no lo parezca) porque cada uno tiene sus manías y su forma de organizarse. Depende dónde tengas que llevarte la agenda te vendrá mejor un tamaño u otro, hay personas que prefieren tener dos agendas (una personal y otra profesional) y otros que sencillamente quieren una más grande para apuntarlo todo. Cualquier opción es válida siempre que planifiques y la utilices (para que apuntes los pequeños «pasitos» para tu gran objetivo).

Abusa del planificador semanal, tómate un día para organizarte la semana (yo utilizo el domingo para organizarme la siguiente semana). Márcate diariamente las obligaciones (laborales, estudiantiles, etc.), que no puedas eludir y después márcate las de tu proyecto. Finalmente puedes incluir esas otras tareas opcionales por «si te da tiempo». No abuses demasiado de estas últimas porque terminarás sin poder cumplir la mayor parte de tu agendas y la abandonarás (sentirás que no te sirve de nada). Normalmente hay espacios en blanco en las agendas semanales, yo utilizo ese hueco para apuntar cosas «que debería hacer esa semana» pero que no importa cuándo (las voy haciendo entre huecos o el día que milagrosamente termino antes del resto).

Abusa del planificador mensual: marca los objetivos del mes, te ayudará a tener un control del tiempo. Aquí no necesitas apuntarlo todo sino solo aquellas tareas más trascendentales que después irás incluyendo en la agenda semanal cuando llegue su momento. (Ej: si seguimos el ejemplo de un dibujante de cómic, podría ir marcando las fases del proyecto: preparar trama, diseño personajes, borrador, color, etc.)

  • Recuerda: es mejor hacer poquito cada vez, que mucho de golpe. Te permite enfriar la cabeza, tomar nueva perspectiva, no te agota mentalmente, y a la larga, es un trabajo más asentado que el otro. A veces no nos quedará más remedio que hacerlo de golpe porque iremos de culo (la vida está plagada de obligaciones), pero si puedes evitarlo, ¡hazlo!

Una vez tengas la gestión en marcha el resto es pan comido. Poco a poco establecerás rutinas (a base de constancia) y verás que todo fluye con más facilidad. Poco a poco maximizarás el tiempo y «tu cuerpo» te lo agradecerá. La vida es cuestión de equilibrio.

Ahora ya tienes un proyecto constante y bien gestionado. ¡Felicidades!

ovejita

Tags

Acerca de: Clover

Clover

Alma inquieta. Proyecto de creadora de mundos. Hada del país de la piruleta en mis tiempos libres. Analizo todas las series asiáticas que encuentro. Me gusta leer manga, jugar a MMORPG y aprender japonés.

One Response

  1. Fatima 17/10/2016

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Novedades

noticias shojo

SECCIONES

Síguenos en nuestras redes sociales

TOP recomendaciones

Mi novela romántica

la constelación perdida, literatura romantica, novela romántica, novela fantasía romántica

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies